Optica jesus

Método Berard

Síntomas comunes

Si la calidad auditiva es mala, no es fácil entender ni seguir las explicaciones orales, como consecuencia se deteriora la conducta. Una persona con una agudeza auditiva excelente puede tener una pésima calidad auditiva. No basta oír bien si no se percibe y se comprende sin esfuerzo lo que se oye. Se han descubierto numerosas anomalías de audición:

  • - Procesamiento lento de lo que se oye.
  • - Percepción desagradable de sonidos agudos.
  • - Discriminación incorrecta de los problemas.
  • - Lateralización errónea o confusa.
  • - Hipersensibilidad en determinadas frecuencias.

- Sus efectos son fallos de percepción y de lenguaje, pobre comprensión, déficit de atención, dificultad para el aprendizaje, sobre todo para las lenguas, la ortografía y la música, así como altibajos emocionales, apatía y depresiones en niños y adultos.


Cómo detectarlo

Existen varias maneras de sospechar que un niño puede tener problemas en la percepción auditiva:

  • - Anomalías en el lenguaje oral. Le cuesta expresarse verbalmente.
  • - Problemas al pronunciar un sonido o una palabra.
  • - Necesita que le repitan las cosas varias veces.
  • - Problemas de concentración y atención en clase.
  • - Le molesta que chillen alrededor suyo y se pone nervioso.
  • - En clase se despista con facilidad.
  • - Le cuesta aprender otros idiomas.
  • - No puede estudiar con la televisión o música alrededor.
  • - Incapaz de recibir varios mandatos a la vez.
  • - Apatía y depresión en niños y adultos.
  • - Altibajos emocionales.
  • Si sospechamos de algún problema auditivo, debe acudir al especialista para realizar un examen completo.


Propósito y teoria

Propósito

La meta de la terapia de reeducación auditiva es modificar los niveles de sensibilidad auditiva sonora. Esto se traduce en una reducción de la hiperactividad de la conducta, un aumento de la capacidad de atención y una mejora en el lenguaje y en el sueño.

El método Berard evalúa la calidad de audición trabajando a partir de los resultados de pruebas auditivas minuciosas sobre agudeza, umbrales de percepción, distorsionadores, discriminación, lateralidad, tiempo de respuesta y grado de seguridad en ella.

El método Berard, basado en la escuela de música sinfónica, consigna una estimulación auditiva que no sólo permite oír mejor, sino que también contribuye a mejorar problemas depresivos, autismo y fracaso escolar.
 

Teoría Básica

El funcionamiento del método Berard se define como "una modificación del umbral sensitivo de cada persona". El cerebro procesa la información en tres centros cerebrales y cada uno de ellos cumple una función distinta en el análisis del sonido.

La información a su vez, puede ser de dos tipos: sonido con significado y símbolos abstractos (palabras). Si ambos estímulos se perciben y se procesan de forma adecuada entenderemos el mundo que nos rodea desde el punto de vista auditivo.


Programa de reeducación auditiva

El programa de estimulación y reeducación auditiva consta de 20 sesiones de audición de música, sobre todo sinfónica, seleccionada con criterios técnicos y filtrada de tal modo que el cerebro escuche sonidos graves y agudos, fuertes y suaves con una alternancia continua para sorprenderle sin pausa y evitar su habituación.

Cada sesión es de 30 minutos, dos veces al día, con un intervalo de 3 horas entre ellas. Al paciente se le realiza revisiones cada 3 meses. Se recomienda evitar sitios ruidosos, no escuchar música con auriculares, no poner la televisión o la música muy alta, incluso no abusar de los mp3 y audífonos después del tratamiento para no deformar su audiograma ni ir perdiendo agudeza auditiva insensiblemente.